Viajes Baratos A Nueva York

Cómo planear un viaje barato a Nueva York

Existen pocas ciudades en el mundo tan grandes y maravillosas como Nueva York. Caminar las calles de la Gran Manzana es el sueño de casi todos los amantes de los viajes a lo largo de todo el mundo, y a diferencia de la mayoría de los destinos turísticos, la ciudad puede visitarse en cualquier momento del año.
                         
Si bien lógicamente las épocas de primavera y otoño son las ideales para viajar a Nueva York, el que no puede darse el lujo de elegir fechas no debe preocuparse. Incluso los paquetes turísticos más baratos para conocerla son en enero y febrero, cuando los hoteles bajan mucho sus precios ya que es temporada baja. Si bien hay menos horas de luz natural, una buena planificación de tiempos solucionará el problema.
                         
El turismo es tal vez la principal actividad económica en Nueva York. La visitan más de 70 millones de estadounidenses y extranjeros al año. Para conocerla bien, se necesitan como mínimo cuatro o cinco días, dado que está repleta de atracciones turísticas imperdibles. Entre ellas se destacan la Estatua de la Libertad, el edificio Empire State, los teatros de Broadway, museos de fama mundial, el Central Park, el centro Rockefeller y el Times Square, entre muchas otras atracciones.
                         
Planificar un viaje barato a Nueva York es posible. Así como existen hoteles de mucho lujo solo para adinerados, también cuenta con múltiples hostales y apartamentos económicos. Asimismo, pueden realizarse recorridas gratuitas por toda la ciudad, que es la cuna de múltiples movimientos culturales del país, tanto en literatura como artes visuales, pintura y música.
                         
La mejor opción para trasladarse dentro de Nueva York es el metro. El pase semanal tiene una tarifa plana de treinta dólares, con los cuales el turista ya no deberá preocuparse más por llegar a las atracciones turísticas, ya que tiene casi 500 estaciones a lo largo de la ciudad.