¡Ahora es posible rentar la alberca de una gran residencia!



Las piscinas de Los Ángeles son parte de las imágenes de la ciudad, al igual que las palmeras de Beverly Hills o las mansiones en los cañones de Hollywood. Con la ayuda de “Airbnb”, ahora es posible darse un chapuzón en las grandes residencias.

El diseñador Gus Oenning, de 32 años, descubrió la aplicación después de sufrir los 40 grados de calor este verano en la ciudad. Sin poder usar la piscina del gimnasio, cerrada por la pandemia mundial gracias al coronavirus, tuvo que alquilar una casa con piscina para no quedarse con las ganas.


De pronto se dio cuenta de que no necesitaba tanto, pues la aplicación de verano de la pandemia de EE.UU. es una especie de Airbnb de piscinas, llamada Swimply. "Escapa localmente", dice el sitio web. "Reserva piscinas privadas por horas".



















Creada hace poco menos de dos años, la plataforma estuvo a punto de quebrar gracias a la llegada del coronavirus, pero explotó su demanda con la llegada del calor a EEUU. Pasó de 2.000 pools registrados a alrededor de 8.000 en septiembre en todo el país, con 250.000 descargas, según datos de la empresa.


Oenning, oriundo de Curitiba que vive en California desde hace siete años, alquiló una piscina a 20 minutos de su casa por $ 35 la hora. "Tenía miedo de usar la aplicación, y mis amigos también estaban muy preocupados. No sabíamos si tendríamos privacidad o cómo sería el plan", dijo. "Hablé con el dueño a través de la aplicación y me dijo que nos sintiéramos cómodos. Lo

disfrutamos tanto que volveremos

mañana. Es más barato que ir a la playa

y pagar el aparcamiento y seguir corriendo

riesgos con la multitud”


Definitivamente buscar algo fuera de lo común siempre traerá nuevas y en su mayoría, brillantes experiencias. Te recomendamos que si optas por esta opción tomes todas las medidas de seguridad.

Entradas Recientes

Ver todo
cdx.png