En Dinamarca puedes pararte frente al encuentro de dos mares.



Dinamarca es uno de los destino favoritos de todos los viajeros, pues hay muy pocos lugares en donde la gente pueda detenerse justo en medio de dos mares. Grenen, que se encuentra de la ciudad Skagen, al norte de Dinamarca es uno de esos peculiares lugares en donde puedes hacer esto realidad.


El punto más septentrional de Dinamarca, Grenen, es conocido por su fenómeno natural único; es el lugar donde el mar de Skagerrak y el mar de Kattegat chocan.


Debido a los cambios en las grosellas de agua y las estaciones, su visita a Grenen variará dependiendo siempre de la estación que decidas visitar el famoso extremo norte.


A medida que las grosellas de agua cambien, también lo hará toda tu experiencia. No importa cuándo decidas ir, podrás estar en dos mares diferentes al mismo tiempo.


Ver como Skagerrak (que desemboca en el Mar del Norte) y Kattegat (que desemboca en el Mar Báltico) se encuentran justo debajo de tus pies es una maravilla natural que definitivamente te pondrá la piel de gallina. Imagina colocar un pie en cada mar y contemplar el horizonte, ya que casi podrás ver la ciudad sueca de Gotemburgo.


Desafortunadamente aquí no podrás meterte a nadar, ya que no está permitido debido a corrientes muy fuertes; pero no te preocupes, la zona cuenta con algunas de las costas más espectaculares de Dinamarca.


Grenen no es la única razón por la que debes visitar la ciudad de Skagen.


Skagen siempre ha sido una ciudad danesa popular. Desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX, fue un destino famoso entre los artistas, particularmente los pintores que se quedaron en la remota ciudad debido al paisaje único y la calidad de vida.


De igual manera, al caminar por la costa de Skagen, encontrará los búnkeres construidos por los alemanes, que formaban parte de la llamada muralla atlántica durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso si no eres un aficionado a la historia, ver estos búnkeres es una experiencia única.


El Regelbau 638 es un búnker alemán en tiempo de guerra, que formó parte de la muralla atlántica del ejército alemán en la Segunda Guerra Mundial. El búnker fue utilizado como enfermería para los soldados alemanes heridos. Por lo tanto, Skagen no sólo es bien conocida por la punta Grenen y la fusión de los dos mares, sino también por su línea de búnkeres alemanes a lo largo de la costa oeste de Jutlandia. Un destino que definitivamente no puedes perderte.

Entradas Recientes

Ver todo
cdx.png